El riesgo de descarga eléctrica por descarga electrostática no es el único problema relacionado con la electricidad estática o, para ser precisos, con la creación de un desequilibrio de las cargas electrostáticas en las superficies de los cuerpos esta esta presente.
Si la humedad relativa es inferior al 40%, el riesgo de carga estática aumenta significativamente. Para que se acumule una carga electrostática, es necesaria la fricción de dos materiales, por así decirlo, e intercambiar electrones de valencia. La mayoría de los entornos de producción tienen todos los requisitos previos para la formación de electricidad estática: un entorno con fuertes  de calor locales conduce a una disminución de la humedad del aire.
La solución es garantizar una humedad relativa de al menos el 40%; en la mayoría de los casos lograr que el ambiente tenga una humedad relativa alrededor del 60% es ideal. Esto se hace suministrando al aire suficiente humedad en todo momento.

¿Cómo se pueden contrarrestar las descargas electrostáticas?

Evitar la descarga electrostática es una disciplina estándar en la ingeniería de producción que se toma muy en serio. La protección contra descargas electrostáticas generalmente se divide en medidas pasivas y activas: las medidas pasivas son, por ejemplo, tapetes aislantes, puesta a tierra de personal, herramientas y similares.

La regulación de la humedad del aire es una medida activa contra la descarga electrostática. Tan pronto como se alcanza el nivel óptimo de humedad, típicamente entre 40 y 60% de humedad relativa, es suficiente para liberar de forma segura cargas electrostáticas en el aire. Al mismo tiempo, con tal valor de humedad, la humedad también se deposita en las superficies y forma una capa conductora que ofrece mayor protección.

Instalar un sistema de humidificación a alta presión es una de las formas menos costosas de mejorar la productividad y reducir el riesgo de descarga electrostática.  Ademas la colocación de recipientes con agua en varios sectores de las habitaciones domesticas o oficinas en nuestro centro de trabajo también ayudan a elevar el nivel de humedad.

Por Jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *